Archivos de Categoría: Carta del Director Espiritual

directorespiritual

A los hermanos cofrades del Santo Traslado y Nuestra Señora de la Soledad. Queridos hermanos cofrades, fieles de nuestro Señor Jesús en su Santo Traslado y  nuestra Señora de la Soledad. Un año más aprovecho la oportunidad, que me brinda la  Cofradía, para mandaros este saludo.

Hemos empezado  en  la Iglesia  malagueña  un nuevo curso pastoral, después de la reciente visita del papa Benedicto XVI en los calurosos días de agosto. En ese encuentro participaron numerosos jóvenes malagueños, entre ellos muchos cofrades. Para todos los que estuvimos allí fue una experiencia muy positiva, y estoy personalmente convencido que Nuestro Señor Jesucristo fortaleció la fé de la Iglesia.

En este marco histórico de la visita, nuestra Iglesia de Málaga, emprende el nuevo curso, con el propósito de seguir fortaleciendo la presencia joven en nuestra Iglesia como una de las prioridades
pastorales de este año. Como le gusta comparar a Don Jesús nuestro obispo, las prioridades de la iglesia en Málaga, son como la confección de un cordel:

“La imagen que puede ayudarnos a entender mejor estos criterios de elección es la composición de una cuerda, que, a su vez, está trenzada por otras cuerdas más finas. De todos es conocido, en nuestro ambiente marinero y rural, que las cuerdas fuertes y resistentes, compuestas normalmente de fibras, deben su vigor y firmeza a los pequeños hilos de que están compuestas. Varios de estos hilos forman una pequeña cuerda, que se entrelaza con otras de similar tamaño y fortaleza. Para su manufacturación, cuando uno de los hilos se termina, se añade otro que reemplaza al anterior”

Una de esas fibras que se van uniendo a las ya existentes, y van dando continuidad a ese cordel, son los jóvenes. En efecto la juventud está llamada a recoger el testimonio de fe de sus mayores, para seguir ellos tras los pasos de Jesucristo, asumiendo mayor protagonismo en la vida de la Iglesia,  en espíritu de buena hermandad.

Además del acontecimiento de la visita del papa, en este año destaca también, la Exhortación apostólica “VERBUM DOMINI” de Benedicto XVI, en la que nos invita a todos los cristianos, a profundizar en nuestra vida cristiana iluminada y fortalecida en la escucha de la Palabra de Dios. Como decía San Agustín: “Tu oración es un coloquio con Dios. Cuando lees, Dios te habla; cuando oras, hablas tú a Dios”.

Es una realidad ya la restauración de la imagen de nuestro Señor Jesús, en su Santo Traslado. Y esta restauración material debe ser para todos nosotros, signo de la siempre necesaria restauración espiritual, que tiene su Iglesia; es decir todos nosotros, que nos gloriamos de profesar nuestra fe en Cristo Jesús.

Que María Santísima de la Soledad, interceda en nuestro favor, la atenta solicitud de su Hijo, Buen Pastor por todos nosotros. Amén.